#Contratación

Hablado ya en este mismo foro sobre los perfiles profesionales necesarios en un Museo, y la formación que éstos deben tener; llegamos al momento más complicado de todos: ¿cómo se contrata a esos profesionales? ¿Cómo puedo yo acceder, ya que tengo la formación necesaria y un perfil adecuado, a un puesto de trabajo en un Museo?

Hace unas décadas estaba claro: oposiciones. Años más tarde ya dependía de cuánto quisieras ganar: sacar oposiciones para tener un puesto estable con un sueldo medio o montar una empresa de servicios externos que solían tener unos presupuestos bastante jugosos en los muchos concursos públicos que salían anualmente (de montaje de exposiciones, actividades didácticas, realización de visitas guiadas y hasta servicios de limpieza y vigilancia en los museos).

Pero desde el año 2008 la contratación en los Museos ha ido reduciéndose drásticamente, acuciándose la situación mucho más a partir de 2010. Desde mi propia experiencia personal, monté mi empresa de servicios externos a instituciones museísticas en el año 2008 y la facturación ya de por sí mermada en nuestro primer año de vida, se fue desvaneciendo hasta prácticamente ser nula en el año del cierre en 2013. En esos cinco años, pudimos comprobar como funcionaba la contratación de empresas y trabajadores en los museos dependientes de la Junta de Andalucía y la Diputación de Sevilla (nunca trabajamos para la administración central ni para museos de carácter privado). Y es un panorama realmente desalentador. Desde contratos para realizar visitas guiadas cuyo concepto de contratación es material fungible (porque es el capítulo para el que hay disponibilidad presupuestaria) a invitaciones a concursos restringidos en los que todos los “invitados” menos uno incumplen las mínimas condiciones requeridas de garantías o avales; vamos lo que a todas luces es una contratación “a dedo” disfrazada de concurso.

Cuanto menos dinero, menos transparencia en los contratos realizados. Curiosamente desde el año 2007 el Ministerio de Cultura recomienda que las contrataciones de los Directores de los Museos se realice a través del Documento de Buenas Prácticas en los Museos y Centros de Arte, donde se muestran las bases de los concursos para contratar a los gestores de las instituciones museísticas y evitar así la contratación libre por parte de la administración correspondiente del político de turno. ¿Se cumple? Yo diría que en parte sí, y la comprobación de ello es el concurso para la dirección del CAAC de Sevilla o del IVAM de Valencia, cuyo proceso de recepción de solicitudes acaba en estos días. Pero seguimos viendo casos donde el director es elegido por el Ayuntamiento de la localidad y con él sus trabajadores, contratados de manera externa y de manera nada transparente (como en el reciente caso del Museo del Calzado).

Deliberadamente me ahorro los comentarios de las falsas contrataciones y las veces que se suplen puestos de trabajos con becarios en prácticas o como se facilitan a los “voluntarios” o “Asociaciones de amigos de los Museos” a hacer trabajos que deberían salir a concurso por ser un servicio más de la institución y que por lo tanto debería ser contratado y pagado. Tan solo digo que el día que me jubile, estoy segura que a ningún taxista, fontanero o cirujano, le gustaría que formara una asociación que se dedicara a hacer gratuitamente su trabajo. Pues lo mismo nos ocurre a los profesionales de los Museos. Dejaré el debate para el próximo jueves a las 19:00.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s