#Perfiles y #Formación

Tenía pensado escribir a tiempo en el blog para tener mis reflexiones sobre los profesionales de los Museos en las semanas en las que se establecían los debates. Pero entre unas cosas y otras me ha sido imposible y aún así, ahora veo las ventajas, ya que hace ya 10 días que hablamos de los #Perfiles profesionales que debe tener un Museo, y me ha dado tiempo a recabar opiniones, leer el #storify del jueves 5 de junio y poner en claro mis comentarios en torno al tema. Además, he podido reflexionar sobre como un tema está relacionado con el siguiente, ya que al hablar de perfiles, es absolutamente necesario hablar de la #Formación de esos profesionales, así como de su relación contractual con el Museo. Pero vayamos por partes.

 Creo que todo aquel que ha trabajado en o para un Museo es consciente del organigrama ideal de los diferentes perfiles que son necesarios en una institución museística: gestores, conservadores, restauradores, comunicadores, museólogos, museógrafos, educadores o personal de atención al público, entre otros muchos. Pero somos conscientes también de que esos organigramas son difíciles de mantener en Museos con un bajo presupuesto o de pequeño tamaño. Por ello, la característica básica de un perfil profesional hoy en día en los Museos es la multidisciplinaridad. Hablando desde mi caso particular, yo me considero básicamente museógrafa, aunque he tenido que reciclarme como comunicadora, responsable de atención a los grupos escolares, vigilante de sala o la propia gestión de un espacio. Entonces… ¿cuál es mi perfil profesional? ¿Estamos llegando al punto de tener perfiles menos expertos y más polivalentes? ¿Acabaremos haciendo de un aspecto positivo una carencia en los Museos? Los primeros que hemos de ser sinceros somos los propios profesionales de los museos, y saber que cuando, por razones presupuestarias o logísticas, acabamos siendo “el chico para todo”, solo estamos disminuyendo el nivel de expertizaje de nuestro perfil.

Por otro lado, también me gustaría recalcar que en el debate generado por los compañeros de #MuseosPro se ha hablado mucho del perfil del museólogo y sin embargo se tiene siempre a la sombra el perfil del museógrafo, que desde mi punto de vista es igual de indispensable que los demás. Cada uno en su campo, deben colaborar y un equipo multidisciplinar (no una persona multidisciplinar) son la base fundamental para que un Museo funcione.

Y con respecto a la #Formación es evidente que no todos los Museos tratan el mismo contenido, y por tanto la formación de sus profesionales no debe ser la misma. Por ejemplo, un conservador o un restaurador está claramente ligado a un museo de Arte antes que a uno de ciencias, donde el perfil del técnico (biólogo, químico, matemático, etc.) será predominante. Esa sería en principio la formación base del profesional, pero considero que debe haber unos mínimos conocimientos de Museología, de público, comunicación, educación o nuevas tecnologías que deben ser obligadas en cualquier tipo de Museo. La formación, además, ha de ser continua y facilitada por los propios Museos a los trabajadores, que hagan de los mismos personas más competentes y que se amplíen y actualicen conocimientos. Al igual que no se entiende un médico que no siga estudiando prácticamente durante toda su carrera profesional, no se debería entender trabajar en un Museo y no reciclar los conocimientos periódicamente. Esperemos que poco a poco, el modelo ideal sea cada vez el más usual en los Museos del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s